martes, 1 de septiembre de 2015

EL ADN (5)


EL ADN (5)

El ADN energético viene a ser un anteproyecto de vida que concreta todas las posibilidades de expresión de la consciencia. La codificación genética espiritual, supuestamente pasa a formar patrones que están alineados con el propósito de vida, del alma o el destino”. Dennis Heron.

La ignorancia, el estrés, las preocupaciones o un intelecto hiperactivo, pueden impedir que surja ésta súper-comunicación del ADN, y entonces la información será totalmente distorsionada e inútil.

Algunos científicos Rusos han demostrado que el ADN puede ser reprogramado por palabras y frecuencias determinadas, ya que ellos consideran al ADN como un ‘Internet Biológico’ superior al artificial.

Hoy se sostiene que sólo el 10% del ADN potencial está siendo usado para la construcción de las proteínas. Éste es el subconjunto de ADN que ha sido de mayor interés para los investigadores ortodoxos occidentales, aun cuando actualmente es examinado y clasificado mirando otras tesis.

El otro 90% en un momento considerado como ADN basura, ya desde hace algunos años emergió bajo nuevas fórmulas de investigación, de modo que por ejemplo, científicos rusos especializados en biofísica y en biología molecular, han señalado que el 97 por ciento del ADN tiene un propósito más elevado y no es ‘basura’.

La investigación científica adelantada por biofísico ruso y biólogo molecular Pjotr Garjajev y su equipo de colegas científicos implicados en las investigaciones, exponen cómo existe una influencia directa o indirecta del ADN en ciertos fenómenos como: la clarividencia, la intuición, actos espontáneos y remotos de sanación cuántica, incluida la auto sanación, el acceso a técnicas de afirmación relacionadas con la luz y las auras alrededor de personas así como la influencia de la mente en los patrones climáticos y mucho más.

Sus efectos son evidenciados para un nuevo tipo de estudio de la medicina, en el cual sostienen que el ADN puede ser influenciado y reprogramado por medio de palabras y frecuencias sin necesidad de cortar o reemplazar los genes individuales.

Sus investigaciones se concentran en varios puntos principales, ya que se utilizaron y se unieron dos ramas científicas, aparentemente distanciadas, que son la lingüística y la genética, en una sola empresa, para explorar la capacidad de ese 90% del llamado ‘ADN basura’.

Sus resultados, hallazgos y conclusiones muestran que el ADN no sólo es responsable de la construcción del cuerpo, sino que también sirve como sistema de almacenamiento de datos utilizados en la comunicación.

Los lingüistas rusos descubrieron que el código genético especialmente concentrado en el aparentemente inútil 90%, sigue las mismas reglas de comportamiento que utilizan los lenguajes humanos. Compararon las reglas de la sintaxis, o sea, la manera cómo las palabras se unen para formar frases y oraciones, la semántica  o el estudio del significado en las formas del lenguaje y las reglas básicas de la gramática.

Encontraron, que los alcalinos del ADN siguen una gramática regular y sí tienen reglas fijas al igual que los lenguajes. Así indican que los idiomas humanos no aparecieron por coincidencia, sino que son un reflejo del ADN inherente a los individuos.

Usando la radiación láser endógena, exploraron el comportamiento vibratorio del ADN, descubriendo que los cromosomas vivos funcionan como computadoras tipo solitónico-holográfico, es decir, se las arreglaron, para modular un patrón de frecuencia determinada en un rayo láser, de modo que con él afectan la frecuencia del ADN y su respectiva información genética.

Concluyendo así que la estructura básica de los pares alcalinos del ADN y del lenguaje conllevan el mismo tipo de estructura, por tanto se puede influir o modificar su composición, simplemente usando palabras y oraciones, debido a que la vibración da un tipo de frecuencia, igual sucede con el uso de los mantras o la adecuada entonación del lenguaje.

La sustancia del ADN de un tejido vivo y no in vitro, siempre reaccionará ante vibración de la frecuencia del leguaje, siempre administrada mediante los rayos láser  o de luz modulada e incluso con ondas de radio, al utilizar las frecuencias adecuadas y determinadas para cada sustancia que se quiera reprogramar.

Científicamente se explica entonces el por qué influyen las afirmaciones, oraciones o palabras en el entrenamiento autógeno o meditación. El entrenamiento autógeno corresponde a una técnica psicoterapéutica basada en la concentración pasiva en relación con las sensaciones físicas. Su ámbito está más próximo a las técnicas de meditación que a las de sugestión o a la hipnosis.

Pues bien, los investigadores occidentales cortan genes individuales de las hebras de ADN y los insertan en otro lugar, mientras los rusos trabajan en dispositivos que pueden influir sobre el metabolismo celular a través de frecuencias de radio y luz modulada adecuada, para así reparar defectos genéticos.

Grupo de investigación de Garjajev tuvo éxito en probar que con éste método, los cromosomas dañados por los rayos X, pueden ser reparados e incluso capturaron patrones de información de un ADN en particular y lo transmitieron a otro, reprogramando así las células a otro genoma.

Este experimento apuntó a establecer el poder de la vibración de ondas o frecuencia sobre la genética, que obviamente tiene una mayor influencia en la formación de organismos que los mismos procesos bioquímicos de secuencias alcalinas.

La persona individual debe trabajar en los procesos internos de madurez a fin de establecer una comunicación consciente con el ADN. La relación con la conciencia del individuo responde al grado de vibración de frecuencia y a la capacidad de conexión que con el ADN se tenga a través de la Meditación.

Los científicos rusos también descubrieron que el ADN puede causar patrones inquietantes en el vacío, produciendo así agujeros de gusano magnetizados. Los agujeros de gusano son los equivalentes microscópicos de los llamados puentes Einstein-Rosen en una clara vecindad con los agujeros negros.

Se trata de conexiones de túnel entre áreas completamente diferentes en el universo a través del cual la información puede ser transmitida por fuera del espacio y el tiempo.

En el ADN, se atraen estos bits de información y los coloca en la conciencia. Este proceso de súper-comunicación es más eficaz en un estado de relajación. Dicha súper-comunicación del ADN, se experimenta y reconoce entonces, como la inspiración o intuición.


                                                      Fuente: Mi libro: “UN SENDERO A LONTANANZA”.
Registro de Propiedad Intelectual DNDA: 10-427-242
Autor: Daniel García Vanegas.
Dar sus comentarios a mayorideas@gmail.com


ETIQUETAS: Toroide, toroidal, vector de equilibrio, phi, fi, proporción áurea, Efecto Coriolis, magnetismo, energía, vibración frecuencias, fuerza, entidad, existencia, partícula de Dios, identidad, singularidad.